Publicado el Deja un comentario

A LOS COMPAÑEROS DE VIAJE…

A esos compañeros de este viaje tan difícil, a ellos quiero dedicarles hoy esta entrada ..

a todos esos compañeros que nos acompañan en este duro viaje que es la fibromialgia, a todos los que estáis a nuestro lado los días en los que nos encontramos un poco mas animadas y esos días que nos queremos morir, esos días que es todo oscuridad en nosotras, siempre estáis ahí dándonos caricias casi efímeras para que el suave roce de vuestros dedos no nos dañen nuestra hipersensible piel, con esos besos de reconfortantes como la brisa en un caluroso verano.

Y   a todos aquellos que tenga miedo, o dudas, no dudéis en envolver en un abrazo suave a vuestra fibroguerrera, esta lucha es imposible sin vuestro cariño y sobre todo vuestro entendimiento.

Hoy quiero dedicar en especial a mis amores Pedro, Héctor, Criss y Oscar, a  toda su santa paciencia en mis días mas oscuros, en mi sube y baja emocional. Pedro sé que se enferma verme mal, adoro su manera de intentar hacerme reír, veo su desesperación por la impotencia de no poder hacer nada mas para verme tranquila, pero para mi ya es bastante tenerles a mi lado.

Con esto solo quiero mandar un aplauso a esos guerreros que están a nuestro lado en esta dura batalla. Nuestro mas efectivo analgésico sois vosotros.

GRACIAS GRACIAS GRACIAS.

 

Publicado el 2 comentarios

Y HOY ES DE ESOS DIAS

Hoy es esos días que amanecen grises, tristes, apagados, días en que mandaría todo a la mierda, aún así me levanté me dibuje de rojo mi sonrisa y escondí la tristeza y   el cansancio de mis ojos con rímel, me he reunido con mis fibroguerreras, hoy todas tenemos esos días … pero no importa ahí estamos para apoyarnos en días así …

Mientras escribía este post, recibí la llamada de una amiga … Acababa de perder a alguien importante de su vida.

Hoy retomo para dejar que mis dedos expresen todo lo que mi cuerpo me cuenta y me hace vivir cada día, esta semana a sido dificililla, la empecé con un brote, el miércoles fue el clímax del dolor, 8 sobre 10, aun así me levante a duras pena y fue un miércoles mas del resto del mes, el jueves ya volví a a casi  ser yo, todas sabemos que no volveremos a ser nuestro yo de antes, pero quiero seguir sintiendo y viviendo, dibuje mi sonrisa dolorosa de rojo nuevamente, y a disfrutar de un nuevo día.

Con esto quiero contaros que a pesar de vivir limitada, no dejo de luchar conmigo misma cada día, no dejo de disfrutar la caricia de un rayo de sol o el ronroneo de mis gatos, a veces lloro de rabia, de indignación, de incomprensión… Te preguntas porqué te toca vivir con  esto, no sabemos respuesta , ni tienen certeza los médicos, pero cada vez que leo e investigo mas , esta cada vez mas relacionado un pasado marcado por traumas gordos, malos tratos, abusos… ¿solución? buena pregunta, no, no se, lo que si se que me ayuda bastante a sacar todo eso, contarlo y después guárdalo en una caja oscura en el trastero mas profundo de mi cerebro.

Bueno guerreras no os doy mas la brasa, otro día os cuento mi experiencia con los productos derivados del  cannabis… y si os animáis me escribís y podemos charlar de lo que os apetezca.

Abrazos de algodón.

Publicado el Deja un comentario

CBD para el dolor: beneficios, estudios y dosis

Cecilia BianchiEscrito por Cecilia Bianch

 

Quizá el uso más habitual del CBD sea para el alivio del dolor. El dolor nos afecta a todos en algún momento de la vida, y es reconfortante saber que existe un remedio natural que nos puede ayudar. Esta alternativa natural es especialmente importante para los que sufren dolor crónico o cualquier dolor que tiende a alargarse en el tiempo. El CBD para el dolor lleva años utilizándose como terapia.

En Estados Unidos, más de 3 millones de personas se ven afectadas por dolores crónicos todos los años, y lo peor es que no tiene cura. Pero, al menos, existen tratamientos paliativos. Lo curioso es que los tratamientos médicos más utilizados en Estados Unidos son esteroides, supresores nerviosos y opioides (narcóticos), muchos de ellos con riesgo de provocar adicción y efectos secundarios. Incluso los medicamentos de venta libre como el ibuprofeno y la aspirina pueden ser peligrosos cuando se usan con demasiada frecuencia.

¿Y qué ocurre con el CBD? ¿De verdad alivia el dolor? ¿Cómo funciona? Lo cierto es que sí que puede ayudar. Gracias a sus propiedades antioxidantes, el CBD es una buena opción para ayudar a aliviar los síntomas del dolor. Los estudios que se han realizado sobre el CBD y el alivio del dolor son prometedores. El CBD es una estupenda alternativa para las personas que sufren dolores crónicos y dependen de medicamentos más peligrosos que pueden dar lugar a adicciones. Es importante saber que el CBD es muy diferente de la mayoría de los analgésicos que prescriben los médicos ya que no es tóxico, no es adictivo y sus efectos secundarios son casi inexistentes.

Visión general del CBD para el dolor

El dolor se puede definir como una experiencia sensorial desagradable y molesta. Está pensado como un sistema que advierte de que algo va mal en el cuerpo. Se puede sentir en forma de hormigueo, de pinchazo, de quemazón, de entumecimiento o de dolor agudo, y puede limitar la productividad y afectar negativamente al bienestar de una persona. Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, el riesgo de que una persona sienta dolor, su sensibilidad a los estímulos dolorosos y la eficacia de las terapias para aliviar el malestar pueden estar influenciados por la genética.

El dolor puede clasificarse como agudo o crónico. El primero suele ser el resultado de una lesión, inflamación o enfermedad. El dolor crónico es el malestar que se asocia a una enfermedad crónica, y puede persistir durante largos periodos de tiempo, además de ser resistente a muchos tratamientos médicos.

El diagnóstico de dolor crónico puede resultar devastador. Para los que no sufrimos dolor crónico, es difícil imaginar lo que sufren los que lo padecen. Por lo general, el dolor crónico está asociado a algún tipo de trauma. Imagina el peor dolor que hayas sentido y después intenta imaginar lo que es sufrirlo día tras día durante meses o incluso años.

Aunque los médicos tienen recursos para ayudar a tratar el dolor, el dolor crónico suele ser resistente a cualquier solución rápida. Las terapias para este dolor suelen ser la cirugía, la fisioterapia y los analgésicos. Como se trata de narcóticos opioides baratos y fácilmente accesibles, esta ha sido una opción muy extendida. Pero cada vez más personas buscan alternativas naturales como el CBD para el dolor.

El dolor se puede clasificar como neuropático, nociceptivo o psicogénico. El dolor neuropático se atribuye a cambios en el sistema nervioso que mantienen la sensación de dolor incluso después de que una lesión se haya curado. Por otra parte, el dolor nociceptivo se produce debido a la activación continua de los receptores del dolor en el tejido profundo o en la superficie del cuerpo, y se suele asociar con la inflamación. La fibromialgia y la artritis reumatoide son ejemplos de afecciones que pueden causar dolor nociceptivo. Por último, el dolor psicogénico se produce debido a alteraciones psicológicas que causan depresión y ansiedad.

Cómo y por qué el CBD podría ayudar a tratar el dolor

Los seres humanos, así como muchos animales, tenemos un sistema biológico conocido como sistema endocannabinoide (SEC). Este sistema consta de receptores cannabinoides que se encuentran en todo el cuerpo, incluyendo la médula espinal, el sistema inmunológico y el cerebro. El SEC ayuda a regular varias funciones corporales importantes como la respuesta inmune, el dolor y el sueño. Por eso, el CBD para el dolor puede ser una solución de tratamiento natural y efectiva.

El CBD actúa indirectamente sobre los receptores del SEC y consigue diferentes resultados. Por ejemplo, el CBD evita que el cuerpo absorba la anandamida, un compuesto que se asocia con la regulación del dolor. Así es como el CBD puede reducir el dolor que alguien siente, además de reducir la inflamación, que es la causa subyacente de diversos problemas médicos.

El SEC desempeña un papel importante en la homeostasis del cuerpo. Cuando ciertos procesos específicos están desequilibrados, pueden producirse enfermedades. Esta puede ser la razón por la que se sufre dolor. Si somos capaces de conseguir que el cuerpo recupere el equilibrio, síntomas como el dolor se podrán ver aliviados. Como ya hemos comentado, los receptores se encuentran en todo el cuerpo en la superficie de las células, y los endocannabinoides interactúan y activan los receptores. El CBD es capaz de imitar la actividad de los endocannabinoides que se producen de forma natural en el cuerpo para inducir efectos similares, como el alivio del dolor.

Cuando se consume THC, esta sustancia hace que los usuarios sufran efectos psicoactivos porque se trata de un cannabinoide que se une a los receptores CB1 del cerebro. El CBD, sin embargo, no se une directamente a los receptores, sino que interactúa de manera indirecta con los receptores CB2 que se encuentran en el sistema inmunológico, aunque también pueden estar presentes en otras partes del cuerpo.

El SEC es el responsable de controlar las respuestas específicas en el cuerpo como el dolor. Cuando se consume CBD, este asume el papel de los endocannabinoides para reducir el dolor que resulta de un desequilibrio en el cuerpo.

Los estudios han demostrado que el CBD interactúa con los receptores del cerebro y el sistema inmunológico. Los receptores reciben múltiples señales químicas de estímulos y ayudan al resto de las células a responder a estas señales. Cuando los receptores actúan con el CBD, producen efectos antiinflamatorios que ayudan a reducir el dolor.

Al interactuar con los receptores del cerebro, el CBD ayuda a mejorar el sistema de gestión del dolor. Esto significa que se consigue reducir la inflamación y el dolor disminuye. El CBD se puede consumir de manera continuada para tratar el dolor crónico porque no provoca efectos adictivos. Básicamente, el CBD proporciona una solución a largo plazo para un problema que se extiende en el tiempo. No tendrás que aumentar la dosis o buscar otros medicamentos que funcionen mejor. El CBD puede ser un tratamiento eficaz para distintos tipos de dolor crónico, incluido el que produce la artritis.

Estudios médicos: efectos de los cannabinoides y el CBD para el dolor

Los estudios que respaldan la eficacia del CBD como analgésico son numerosos. Un estudio de 2007 examinó los efectos que tienen los cannabinoides en el tratamiento del dolor que experimentan entre el 50% y el 70% de los pacientes de esclerosis múltiple. Este estudio con placebo descubrió que los cannabinoides CBD/THC presentes en el spray bucal.

Una revisión de 2008 examinó cómo actúa el CBD para aliviar el dolor crónico. En el estudio se examinaron las investigaciones realizadas entre finales de la década de 1980 y 2007. Sobre la base de estos estudios, los investigadores informaron de que el CBD era eficaz para la gestión general del dolor sin el riesgo de padecer efectos secundarios adversos. También llegaron a afirmar que el CBD era beneficioso para el tratamiento del insomnio asociado con el dolor crónico.

Un estudio de 2016 investigó el uso del CBD en ratas con artritis. Durante cuatro días seguidos, los investigadores aplicaron gel con CBD en las ratas. Cada día se aplicaron 0,6, 3,1, 6,2 o 62,3 mg de CBD. Los investigadores descubrieron que, después del tratamiento con CBD, las ratas experimentaron una reducción en la inflamación y del dolor general en las articulaciones afectadas sin sufrir efectos secundarios.

En general, los investigadores están de acuerdo en que los productos de CBD tienen mucho potencial, aunque todavía se deben realizar estudios al respecto. Es más, creen que el CBD puede dar alivio a muchas personas que sufren de dolor crónico, sin causar dependencia ni efectos secundarios.

Beneficios médicos del CBD para el dolor

Uno de los principales beneficios del uso de CBD para el dolor es que no causa la misma dependencia que provocan los fármacos. Los investigadores llevan años buscando alternativas para el tratamiento del dolor. El CBD es una de las alternativas con un largo historial como analgésico. Aun así, el sector médico ha reconocido en los últimos años que se trata de un tratamiento válido para distintas dolencias como el dolor crónico.

Con los potenciales beneficios que puede aportar, vapear y fumar cannabis se está convirtiendo en algo más que un acto recreativo. Cada vez es un tema más presente en el mundo de la salud. Algunos de sus beneficios incluyen:

  • Ayuda a los músculos a relajarse. Cuando los músculos se relajan, es más fácil mover el cuerpo. Esto es importante para los que sufren dolor crónico y quieren hacer ejercicio o actividades como yoga, que sin tratamiento puede resultar doloroso.
  • Mejora del sueño. Las personas con trastornos del sueño son más propensas a sentir dolor intenso, ya que el cuerpo no es capaz de completar su proceso de curación natural. El CBD tiene propiedades neuroprotectoras que ayudan a mejorar el descanso y el sueño.
  • Controla el dolor neuropático. El CBD llega a las neuronas del sistema nervioso responsables de transmitir las señales de dolor a través de la columna vertebral y del cerebro. Así, reduce el dolor crónico provocado por la inflamación y tiene efectos calmantes sobre el dolor neuropático.
  • Antiinflamatorio. La inflamación crónica es una de las principales causas de daño tisular y dolor intenso. El CBD proporciona alivio inmediato y a largo plazo sin ningún peligro para el cuerpo.

Cómo tomar CBD para el dolor

Tanto el aceite de CBD como los tópicos de CBD pueden funcionar para aliviar el dolor. Los tópicos se pueden aplicar directamente en el área donde el paciente siente dolor para conseguir un alivio en una zona específica, pero los efectos pueden ser más lentos cuando el CBD se absorbe a través de la piel.

Por otra parte, el aceite de CBD puede proporcionar un alivio ligeramente más rápido gracias a la capacidad que tiene para evitar el sistema digestivo e ir directamente a las células. Además, el aceite de CBD puede ayudar a aliviar cualquier otro síntoma, como la falta de apetito, la ansiedad o los trastornos del sueño.

La administración de CBD por vía oral es, sin duda, el método más común de ingerir CBD. Es rápido, conveniente y fácil de dosis. Cuando se utiliza aceite de CBD, hay que tomarlo de manera sublingual, manteniéndolo debajo de la lengua durante al menos un minuto antes de tragarlo. Este método permite que las membranas mucosas en la boca absorban el CBD, evitando el metabolismo en el hígado y el sistema digestivo. Esto hace que el CBD pase a la corriente sanguínea en menos tiempo. Cuando se utiliza el CBD para el dolor crónico, se recomienda tomar entre 2,5 y 20 mg por vía oral.

Reflexión final sobre el CBD para el dolor

Hay una diferencia importante entre el THC y el CBD, ya que CBD no interactúa con los mismos receptores en el cerebro que el THC, por eso no provoca efectos psicoactivos. Por el contrario, el CBD hace que el cuerpo pueda aprovechar mejor sus propios endocannabinoides. Si padeces dolor crónico, el CBD puede ser una buena opción de tratamiento. Es fácil de usar, no suele provocar efectos adversos y es más asequible que muchos fármacos con receta.

Publicado el 2 comentarios

CBD para las migrañas: beneficios, estudios y dosis

Cecilia BianchiEscrito por Cecilia Bianchi

Las migrañas pueden ser una dolencia difícil de tratar. Los que sufren migrañas saben que es un trastorno complejo con diferentes desencadenantes. Las migrañas son diferentes al dolor de cabeza relacionado con la alergia o el estrés. Pueden durar entre 4 y más de 24 horas y pueden hacer que las actividades cotidianas resulten difíciles de llevar a cabo. Los síntomas de la migraña a veces se pueden aliviar con un analgésico, pero a muchas personas les preocupan los efectos secundarios. Algunos de los analgésicos más conocidos se asocian con efectos secundarios como náuseas, somnolencia, sudoración e incluso depresión. Por eso, el CBD para las migrañas puede ser una alternativa natural.

El CBD es una sustancia activa presente en la planta de cannabis. Cada año gana popularidad como remedio para tratar distintos problemas médicos de manera natural. En este artículo vamos a explorar en detalle qué son las migrañas, si el CBD sirve para tratarlas, lo que dicen los estudios y cómo se debe tomar el CBD para las migrañas.

Visión general de las migrañas

Básicamente, las migrañas son dolores de cabeza fuertes y recurrentes. Pueden ir acompañados de ciertas señales sensoriales y de otros síntomas. Según la Asociación Americana de Migraña, 36 millones de estadounidenses (el 12% de la población) sufren esta condición.

Aún no se conoce la causa de las migrañas, pero se cree que son el resultado de cierta actividad anormal en el cerebro. Esto parece afectar a los vasos sanguíneos y a las sustancias químicas en el cerebro, así como a la forma en que los nervios se comunican. La genética podría hacer que una persona sea más sensible a los desencadenantes que de las migrañas. Aquí te traemos una lista con algunos de los desencadenantes más habituales que dan lugar a las migrañas:

  • Emocionales: La depresión, la exaltación, el estrés y el shock pueden producir migrañas.
  • La dietaLa cafeína y el alcohol podrían producir migrañas. Ciertos alimentos también pueden tener este efecto, incluyendo los cítricos, el queso, el chocolate y los alimentos que contienen un aditivo conocido como tiramina. También se cree que variar los horarios de comida con frecuencia y la deshidratación pueden provocar migrañas.
  • Cambios hormonales: Durante la menstruación, las mujeres podrían sufrir síntomas de migraña debido a cambios en los niveles hormonales.
  • Medicamentos: Los medicamentos de terapia de reemplazo hormonal (TRH), algunos somníferos y la píldora anticonceptiva combinada pueden ser los culpables de sufrir migrañas.
  • El entorno: Olores fuertes, pantallas parpadeantes, ruidos fuertes y el humo pueden dar lugar a migrañas. Las luces brillantes, los espacios concurridos y los cambios de temperatura también son posibles causas.
  • Causas físicas: La tensión del cuello y los hombros, el sueño y el cansancio, el sobreesfuerzo físico y la mala postura se han relacionado con las migrañas. El jet lag y la presión arterial baja también podrían provocarlas.

Por ahora, no hay una cura eficaz para las migrañas. El objetivo de los tratamientos existentes es prevenir los ataques fuertes y aliviar los síntomas que producen las migrañas. Algunos cambios en el estilo de vida podrían ayudar a reducir la frecuencia de las migrañas, como beber mucha agua, dormir bien, evitar ciertos alimentos y reducir el estrés. Para algunas personas, las dietas especiales también ayudan, como una dieta sin gluten. El CBD para las migrañas podría ser otra forma de ayudar en el tratamiento.

Cómo puede ayudar el CBD a tratar las migrañas

Los estudios sobre el CBD y las migrañas son todavía escasos y limitados, en parte debido a las restricciones que se imponen al cannabis y sus derivados, incluyendo el CBD. Sin embargo, los estudios que se han llevado a cabo invitan a pensar que el CBD podría ayudar en el tratamiento de las migrañas.

Se cree que muchos de los efectos positivos de esta sustancia proceden de su interacción con el sistema endocannabinoide (SEC). El SEC consta de receptores que se encuentran en muchos tipos de células diferentes en el cuerpo que actúan para regular varios sistemas fisiológicos. Los receptores se conocen como receptores CB1 y CB2. Los cannabinoides naturales en el cuerpo (endocannabinoides) son los que regulan este sistema. Estas sustancias químicas son muy similares en estructura a los fitocannabinoides, que son los cannabinoides de la planta de cannabis, de ahí que tengan efectos similares en el cuerpo.

Se cree que el SEC desempeña un papel importante en la regulación de los factores que producen migrañas. Las investigaciones sugieren que el SEC podría participar de manera centralizada en el proceso de señalización del dolor. Esto podría deberse, en parte, a los endocannabinoides que inhiben la liberación de neurotransmisores que controlan las señales de dolor por medio de la interacción con el receptor CB1. En resumen, se cree que el SEC podría utilizarse como centro para el tratamiento de los síntomas inflamatorios y fisiológicos del dolor relacionados con las migrañas.

Además de todo esto, se ha descubierto que el CBD puede ser eficaz en el tratamiento de una de las principales causas de las migrañas: la inflamación. La inflamación es una respuesta perfectamente sana y normal en el cuerpo. Los problemas surgen cuando la inflamación se vuelve crónica. Parece estar ampliamente aceptado que las migrañas se producen, en parte o por completo, por una inflamación.

Aquí es donde el CBD entra en juego de nuevo. Algunos de los estudios más recientes relacionados con los beneficios terapéuticos del CBD se centran en aliviar la inflamación, como la de la artritis reumatoide. Por eso se cree que el CBD para las migrañas puede ser un tratamiento eficaz.

Efectos de los cannabinoides y del CBD para las migrañas

La investigación sobre el uso de CBD para las migrañas es todavía muy limitada. Sin embargo, algunos estudios de laboratorio sugieren que el CBD podría ayudar con cualquier dolor agudo y crónico, y eso incluye las migrañas.

Uno de los estudios más recientes, publicado en Cannabis and Cannabinoid Research en 2017, analizó los efectos positivos del cannabis oral. Durante un periodo de seis meses, 26 personas que sufrían de dolores de cabeza por un consumo excesivo de medicamentos tomaron Nabilone o Ibuprofeno con cannabis oral para tratar sus síntomas. Las combinaciones se utilizaron durante ocho semanas. El estudio concluyó que los participantes reportaron una mejor calidad de vida y mejoras al utilizar la fórmula de cannabis y Nabilone.

Como ya hemos comentado, el SEC desempeña un papel importante cuando hablamos del CBD y del tratamiento de las migrañas. En un artículo publicado en la revista Experimental Neurologylos investigadores afirman que el SEC podría utilizarse como una herramienta terapéutica para reducir los síntomas inflamatorios y fisiológicos del dolor que se asocian a las migrañas.

Si esta teoría es cierta, se puede decir que no tener suficientes endocannabinoides en el sistema puede contribuir a sufrir migrañas y otros problemas. Esta dolencia, conocida como deficiencia clínica de endocannabinoides, podría ser la causa de esos dolores de cabeza por migraña.

La AEA, también conocida como anandamida, es uno de los pocos endocannabinoides que se sintetizan en el cuerpo humano. Un artículo publicado en la revista Neuroendocrinology Letters explica que la anandamida es capaz de aumentar y disminuir la actividad de los receptores específicos de serotonina, lo que sugiere que podría tener aplicaciones en el tratamiento de los dolores de cabeza por migraña.

Beneficios de usar el CBD para las migrañas

El CBD, además de ayudar a tratar directamente las migrañas, también podría servir para el tratamiento de algunos síntomas asociados con esta dolencia. Por ejemplo, el CBD podría ayudar con la depresión o la ansiedad antes de la aparición de una posible migraña. El CBD también puede ayudar con los problemas relacionados con luces, movimientos e ilusiones ópticas. Este cannabinoide alivia las migrañas de forma natural gracias a la forma en la que interactúa con el SEC.

En resumen, el CBD actúa junto con los receptores endocannabinoides para reducir la inflamación que produce las migrañas en los músculos y los vasos sanguíneos, así como para restablecer los niveles adecuados de químicos en el cuerpo.

Cómo tomar CBD para las migrañas

El aceite de CBD es el producto más común y la forma más habitual de consumir este cannabinoide. Normalmente se ingiere o se vapea. Ingiriendo CBD por vía oral hay muy pocas probabilidades de sufrir efectos secundarios, por eso es la elección de casi todos los que comienzan a utilizarlo. Sin embargo, debemos señalar que, por lo general, el CBD no produce efectos adversos.

Si quieres tomar el CBD por vía oral, coloca unas gotas de aceite debajo de la lengua, toma cápsulas de CBD o una infusión con CBD.

Si sufres migrañas graves, estás en casa y no tienes que ir a ninguna parte, vapear CBD puede ser más beneficioso y eficaz. Los estudios afirman que el proceso de inhalación consigue que el CBD pase a la corriente sanguínea mucho más rápido que con el resto de los métodos de consumo.

Tan importante como descubrir cuál es el mejor producto para ti es determinar cuál la dosis adecuada. Algunos consumidores de CBD encuentran que es suficiente con una pequeña cantidad. De hecho, hay pacientes de marihuana medicinal que abogan por el uso de dosis mínimas para conseguir el máximo efecto, algo que se conoce como microdosificación. Si esta forma de dosificación funciona para ti, podrás ahorrar mucho dinero.

Para aquellas personas que pueden necesitar una dosis mayor, es importante ser consciente de que hay que esperar para notar los efectos del CBD. Lo mejor es utilizar los productos de CBD para las migrañas con moderación hasta entender cuál es la dosis que necesitamos.

Reflexión final sobre el CDB para las migrañas

Aunque hay muchos comentarios positivos sobre cómo el CBD podría ser eficaz en el tratamiento de las migrañas, todavía no hay suficientes pruebas para afirmar de manera concluyente que se trata de un remedio 100% eficaz.

Lo que sí afirman los estudios es que el CBD podría ayudar a aliviar algunos de los síntomas que se asocian con las migrañas. Recuerda siempre consultar con tu médico antes de comenzar a tomar cualquier producto, sobre todo si ya estás tomando otros medicamentos.

Publicado el Deja un comentario

CBD para la depresión: beneficios, estudios y dosis.

Cecilia BianchiEscrito por Cecilia Bianchi

La tristeza y los bajones son parte de la vida, pero, por lo general, siempre acabamos encontrando fuerza para procesar esos sentimientos y recuperarnos. Sin embargo, cuando esa sensación de tristeza se apodera de tu vida, puede transformarse en una depresión, un trastorno perjudicial para el cuerpo y para la mente. Y parece que una posible solución sería utilizar el CBD para la depresión.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 350 millones de personas en todo el mundo están afectadas por una depresión. En Estados Unidos, la forma más habitual para tratar la depresión son fármacos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), medicamentos antipsicóticos y antidepresivos, así como medicamentos que también se utilizan para tratar la ansiedad.

El problema con estos medicamentos es que suelen provocar dependencia y, por lo general, la lista de efectos secundarios supera la de beneficios. De hecho, el suicidio es una posible consecuencia del uso de medicación para la depresión. La buena noticia es que muchos estudios recientes han descubierto que el CBD tiene el potencial de reducir los síntomas de la depresión. Sigue leyendo para conocer más información sobre la depresión, sobre cómo el CBD puede ser una opción de tratamiento, qué dicen los estudios y cómo se debe dosificar el CBD para la depresión.

Qué es la depresión

La depresión es un trastorno mental que se asocia con una elevada mortalidad, con abuso de sustancias, deterioro de la funcionalidad, desarrollo de enfermedades y factor con un riesgo importante de suicidio. Se caracteriza por una pérdida de expresión emocional, abatimiento del estado de ánimo y lentitud de movimiento y pensamiento. Las personas que sufren depresión suelen sentirse abatidas, sin energía, tener problemas para dormir, perder el interés en hacer actividades y perder la capacidad de pensar con claridad o de concentrarse.

Entre 2009 y 2012, se estima que el 7,6% de los estadounidenses mayores de 11 años fueron diagnosticados con depresión. También se descubrió que era más habitual en mujeres y personas de entre 40 y 59 años. En 2015, aproximadamente 16,1 millones de adultos de 18 años o más habían vivido al menos un episodio depresivo en el último año.

La depresión suele simplificarse como un desequilibrio neuroquímico, y normalmente se trata como tal. Sin embargo, muchos científicos creen que, en lugar de ser una causa de la depresión, las deficiencias neuroquímicas son un síntoma. Como resultado de este descubrimiento, muchos investigadores y médicos se han centrado en la prevención y la minimización de posibles causas. De ahí que se esté investigando el uso del CBD para la depresión.

También se cree que la depresión está relacionada con problemas como la inflamación y con cambios estructurales del cerebro provocados por el estrés crónico o un trauma. Pero hay muchas causas que podrían contribuir a que un individuo sufra una depresión, incluyendo la genética, el dolor físico, un trauma pasado, el aislamiento social, una enfermedad física, situaciones de estrés y estrés crónico, entre otras cosas.

Cómo podría ayudar el CBD para la depresión

Aunque el CBD no cura la depresión, ha demostrado ser una promesa para su tratamiento. El cuerpo humano produce sus propios cannabinoides, conocidos como endocannabinoides. El consumo de los ácidos grasos que se encuentran en alimentos como frutos secos, semillas y pescado promueven esa producción. Muchos estudios han demostrado que el CBD puede interactuar con el sistema endocannabinoide del cuerpo (SEC). El SEC es una red de moléculas y receptores celulares que ayudan a regular funciones del cuerpo como el sueño, el apetito y el estado de ánimo. Mediante la vinculación a ciertos receptores en el cerebro, los endocannabinoides complementan la acción de la serotonina, que es un neuroquímico que alivia el estrés y mejora el estado de ánimo.

El CBD actúa en el tratamiento de la depresión mediante la mejora de la actividad de los receptores a los que se conecta la serotonina. Los efectos del CBD en el SEC y su capacidad para liberar y optimizar la serotonina son los responsables de producir el efecto relajante y calmante que a menudo se asocia con el CBD.

Una de las principales razones por las que se cree que el CBD es eficaz en el tratamiento de la depresión está relacionada con el receptor 5-HT1A, que libera la serotonina. Así, se consigue aumentar la producción de serotonina y estabilizar su presencia en el cuerpo.

La serotonina afecta a las habilidades motoras y a las emociones. Es un estabilizador del estado de ánimo natural que ayuda a comer, a hacer la digestión y a dormir. Unos niveles bajos de serotonina podrían llevar a sufrir una depresión. El uso del CBD para la depresión puede aumentar la producción de serotonina para ayudar en el tratamiento.

El CBD también afecta al hipocampo, una pequeña parte del cerebro que afecta a nuestro sistema límbico. Se trata de un sistema de redes y nervios en el cerebro que controla emociones como el enfado, el miedo y el placer. Es la misma parte del cerebro que controla funciones básicas como el hambre, el sexo y el cuidado de los niños.

Cuando sufres ansiedad y depresión, el hipocampo se reduce. El CBD tiene la capacidad de estimular la neurogénesis, que permite que el cerebro produzca nuevas neuronas. Los resultados contemplados con el uso del CBD para tratar la depresión son similares a los experimentados cuando se utilizan antidepresivos como Lexapro, Paxil y Zoloft.

Estudios médicos: efectos de los cannabinoides y CBD para la depresión

Las conclusiones de los científicos se resumen en un apoyo al uso del CBD como un posible tratamiento para la ansiedad y la depresión. Un estudio de 2010 que se llevó a cabo en ratones de laboratorio concluyó que el CBD demostró un efecto antidepresivo comparable al de la imipramina, un conocido antidepresivo. Los ratones de laboratorio fueron sometidos a una prueba de natación para explorar los efectos que tenía el CBD en su motivación. Como se esperaba, los resultados demostraron que el CBD tenía un efecto positivo en la actividad física de los ratones.

Los resultados de dicha investigación se repitieron en 2016, cuando otro estudio con animales también halló que el CBD podría ser un antidepresivo eficaz. Este estudio llegó a la conclusión de que los ratones se sentían mucho más activos y motivados después de haber consumido CBD por vía oral.

En 2011, un estudio investigó el papel que desempeña el sistema endocannabinoide (SEC) en la mitigación de la depresión, y también descubrió que el CBD resultaba beneficioso. Este estudio descubrió que una deficiencia endocannabinoide era suficiente para producir un fenotipo depresivo. Se descubrió que la regulación del SEC con CBD era suficiente para producir efectos similares a los de los antidepresivos convencionales.

Ya en 2006, otro estudio halló que el uso diario u ocasional de cannabis había disminuido en sus consumidores los niveles de síntomas depresivos en comparación con los pacientes que no consumían cannabis. El estrés es una de las principales causas de la depresión, y el uso moderado de cannabis parece estabilizar el estado de ánimo y aliviar el estrés.

Beneficios médicos de usar CBD para la depresión

El CBD es una alternativa rápida y natural a los antidepresivos. Ayuda a equilibrar el SEC y a acelerar el crecimiento y el desarrollo del tejido nervioso con pocos o ningún efecto secundario. El CBD para la depresión es un remedio natural que proporciona más tranquilidad a los pacientes que el uso de fármacos. También puede ayudar a combatir el estrés al combatir el insomnio, proporcionar energía y concentración, aliviar la ansiedad y mejorar el estado de ánimo.

Cómo tomar CBD para la depresión

El CBD se puede consumir de muchas formas, pero, en el caso de la depresión, se recomienda ingerir una dosis diaria de aceite de CBD o cápsulas de CBD. Ambos productos suelen tener los mismos ingredientes. La única diferencia está en el aspecto y en la forma de dosificación. Por lo general, se recomienda que las personas que sufren depresión comiencen con una dosis de 5-10 mg de CBD al día. Si no se siente ningún alivio con esta dosis, se puede aumentar en 5-10 mg al día hasta conseguir el efecto deseado.

Las cápsulas de gel contienen una dosis preestablecida que suele ser de 25 mg de CBD por cápsula. No es un problema comenzar con 25 mg al día, ya que no se puede sufrir una sobredosis de CBD y no puede provocar efectos secundarios significativos. Las cápsulas y los aceites proporcionan alivio durante varias horas, y algunas personas sienten alivio durante todo el día. Lo único que se debe tener en cuenta es que estos productos con CBD pueden hacer efecto hasta 90 minutos después de la ingesta.

Reflexión final sobre el CDB para la depresión

Aunque hay muchos estudios independientes y testimonios de pacientes que dan esperanza a los que sufren depresión, se necesitan más estudios para tener conclusiones fehacientes al respecto. Sin embargo, las investigaciones realizadas por el momento apuntan al uso eficaz del CBD para tratar la depresión. Como el CBD es una sustancia natural, no es adictivo y su uso y consumo son seguros, merece la pena darle una oportunidad.

Publicado el Deja un comentario

IMPACTO DE LA FIBROMIALGIA EN NUESTROS HIJOS

Diseño y participantes.

Estudio cualitativo de grupos focales. La elección de la metodología cualitativa se sustentó en los objetivos de la investigación. Esta metodología permitió obtener información en profundidad sobre las creencias, necesidades actitudes, expectativas, cambios en el comportamiento de los hijos de las pacientes diagnosticadas con FM.

Los criterios de inclusión fueron hijos/as mayores de 7 años que tuvieran una progenitora con diagnóstico de FM. Los criterios de exclusión fueron hijos/as menores de 7 años.

Como es propio del método cualitativo, el muestreo del presente estudio fue intencionado, razonado y convergente que se hizo hasta la saturación de la información. El tipo de muestreo que se realizó es de muestras homogéneas. Se seleccionaron un total de 10 hijos/as de edades y medio semejante para integrar los grupos focales, con el objetivo de valorar el impacto de la FM. Se realizaron un total de 2 grupos en base a las variables de segmentación edad y ámbito rural u urbano. El primer grupo fueron de hijos/as mayor o igual de 7 años hasta 14 años y el segundo, de hijos/as mayor de 14 años hasta 21 años, ambos del ámbito urbano. No se pudieron realizar del ámbito rural por las dificultades de acceso.

Para realizarlos se contactó de forma telefónica con los progenitores donde se explicaba el objetivo del estudio, así como las características del mismo. En la mayoría de ocasiones se utilizaba el contacto de las pacientes para saber la disponibilidad de sus hijos. El día previo al grupo focal se volvía a llamar para confirmar la asistencia (tabla 1).

 

Tabla 1. Composición de la muestra estructural

Grupo Composición Edad(años) Ocupación Nivel de estudios Ámbito 
Grupo 1:Hijos ≤ de 14 años. 2 niñas3 niños 7 a 14 5 Estudiantes 3 Educación primaria.2 Educación secundaria. Urbano
Grupo 2:Hijos > 14 años. 3 chicas2 chicos 15 a 21 5 Estudiantes 3 Educación secundaria.2 Estudios universitarios. Urbano

El guión de la entrevista se realizó a partir de una lista de 9-10 cuestiones, dependiendo del grupo. Se realizaron 2 guiones diferentes para los hijos/as adolescentes y niños/as, con tal de garantizar que se recogiera toda la información necesaria para responder a los objetivos del estudio. Para su elaboración se identificaron, en primer lugar, una lista extensa de posibles áreas temáticas, en base a los objetivos y la revisión bibliográfica, y posteriormente una serie de cuestiones a plantear. Se elaboraron preguntas abiertas que permitieran obtener información en profundidad. En el caso del grupo de los hijos/as de entre 7 a 14 años se contactó con una psicóloga especializada en terapia familiar e infancia para poder adaptar las preguntas y obtener la mayor información, dada la complejidad de este grupo de edad (tabla 2 y 3). Los encuentros de los grupos se realizaron en el centro de salud urbano Puerto de Sagunto 2 (Valencia).

 

Tabla 2. Preguntas dirigidas a los hijos/as de 7 a 14 años.

¿Sabéis por qué estáis aquí?
¿Qué es la fibromialgia?
¿Hay días que mamá está peor?¿y días que mejor?
¿La veis llorar?
¿Dejáis de hacer cosas por estar con mamá?
¿En qué cosas ayudáis en casa cuando mamá está enferma?
¿Cómo os sentís vosotros/as cuando veis que mamá está mal?
¿Pensáis que en algún momento habéis podido suspender alguna asignatura porque mamá estaba enferma?
¿Os duelen partes del cuerpo como a vuestra madre?

 

Tabla 3. Preguntas dirigidas a los hijos/as de 15 a 21 años.

¿Sabéis qué es la fibromialgia?
¿Cómo os sentís cuando vuestra madre tiene una crisis de dolor?
¿Dejáis de hacer cosas para cuidar a vuestra madre?
Cuando ella está en brote, ¿os habéis encargado de su medicación?
¿Os creéis que vuestra madre tenga fibromialgia?
¿Alguno de vosotros/as se preocupa mucho por su salud?
¿Tenéis síntomas parecidos al de vuestras madres?
¿Creéis que habéis madurado antes de tiempo por la enfermedad de vuestras madres?
¿Cómo creéis que vive vuestro padre la enfermedad de vuestra madre?
¿Creéis que vuestro padre apoya a vuestra madre en todo lo que necesita?
¿Vuestros padres se han planteado separarse alguna vez por la fibromialgia?

 

Análisis.

El análisis se realizó como un proceso de examen sistemático del texto identificando y clasificando los temas y codificando el contenido del discurso en categorías según la hipótesis y los objetivos.

Inicialmente, se realizó una trascripción literal de las grabaciones de cada uno de los grupos focales en formato Word.

Posteriormente, se realizó una lectura preliminar y otra en profundidad para identificar los temas más importantes a partir del discurso de los integrantes de los grupos.

Seguidamente, se confeccionó un árbol de códigos que facilitó el seguimiento del discurso de cada uno los grupos.

Finalmente, para obtener confiabilidad y validez interna del estudio se optó por la triangulación con la participaron de 2 investigadoras expertas y una investigadora ajena al estudio para tratar de crear una primera versión general.

El software que se utilizó para realizar el análisis cualitativo de los datos fue NVivo versión 12 plus.

El estudio se llevó a cabo guardando especial atención en el cumplimiento de la declaración de Helsinki y de los requerimientos de las buenas prácticas clínicas. Además de obtener el visto bueno del Comité de Ética e Investigación del Hospital de Sagunto.

 

RESULTADOS

Del análisis de la información se constató que la percepción del impacto que tienen los hijos/as de pacientes con fibromialgia depende del conocimiento que tengan de la enfermedad, de la forma en la que les impacta, del cuidador principal y de la percepción que tienen sobre sus progenitores masculinos.

A continuación se explican los 4 motivos centrales donde se detallan los discursos más significativos (tabla 4.1 y 4.2)

 

Tabla 4.1. Categorías del impacto de la fibromialgia en los/as hijos/as de las pacientes.

Categorías Discurso
1. Conocimiento 1.1. Conocimiento “Es un dolor generalizado del cuerpo que no tiene ninguna explicación. Te duele y ya está”
1.2 Credibilidad “Me creo la enfermedad, por supuesto. Porque en algo así no puede mentir.”
2. Impacto de la enfermedad sobre ellos 2.1 Cambio de Rol “Sí que dejó de hacer muchas cosas para ayudarla a ella. No sé. Siento que es mi deber, porque siento que ella está mal y tengo que ayudarla. Y que narices! Yo soy hija, ella me ha ayudado a mí y yo tengo que cuidar de ella.”“Si mi madre está malita y si le duele algo gritando, yo voy corriendo a decirle que le pasa.”
2.2 Necesidad de cuidados “Me siento mal cuando veo a mi madre enferma. Antes sí que estábamos bien siempre, pero ahora muchas veces ella está mal y pues no sé, siempre está en la cama, no es lo mismo hablar con ella, no es lo mismo hacer cosas con ella.”
2.3 Repercusión psicológica “Muchas veces cuando está mal se pone a llorar, y entonces yo me meto en mi cuarto y me tiro en la cama y me pongo yo también a llorar, pero cuando está más alegre pues yo también me pongo alegre.”
2.4 Repercusión en estudios “Si tengo algún examen mi madre sí que me dice “Laura da igual ya… Tranquila estudia” Si que intento más o menos como repartir la faena para que me dé tiempo a hacerlo todo. A estudiar un poquito, a ayudarla, a luego seguir estudiando. Intento hacerlo todo. Si que es verdad, que ahora cuando he estado en examen, pues a lo mejor se ha ido ella sola a comprar y a mí me ha sabido fatal… Pufff (suspirar) porque es como “qué hago?” No puedo partirme.
2.5 Preocupación sobre la salud “Me preocupo lo justo. Me preocupo más de la salud de los demás que por la mía, la verdad. Yo me preocupo lo justo y lo necesario. Si me encuentro mal y voy al médico y lo que haga falta, pero si estoy bien…”
2.6 Síntomas similares “Suelo tener dolores de cabeza y me siento cansada. Pero creo que es por la edad, no por lo mismo que mi madre.“
2.7 Tareas del hogar “Si se tiene que quedar un día en casa porque se encuentra mal, hago la comida, hago la cena… Un poco todo. Todo lo de la casa.“

 

Tabla 4.2. Categorías del impacto de la fibromialgia en los/as hijos/as de las pacientes.

Categorías Discurso
3. Cuidador principal 3.1 Cuidador “Está mal que lo diga, pero yo la cuido mucho”.“Mi hermana mayor es quien cuida de mi madre”
4.Percepción de los hijos sobres sus padres con respecto a la enfermedad de sus progenitoras. 4.1 Percepción de los padres. “Yo qué sé podría hacer muchas más cosas. Por ejemplo, la ve limpiando los cristales le podría ayudar; cuando se estropea el coche, le podría echar un vistazo. En lugar de que ella vaya a hacerlo todo, no sé…”.“Creo que mi padre podría hacer más de lo que hace”

 

Conocimiento de la enfermedad.

La mayoría de los hijos, sabían que sus madres tenían FM, independientemente de la edad. La definían como un dolor generalizado asociado a cansancio, falta de memoria y depresión.

Sin embargo, eran conscientes de que algunas personas del entorno como los profesionales sanitarios eran escépticos con la enfermedad.

Impacto de la enfermedad sobre ello/as.

Los hijos de las pacientes con FM se veían afectados por el estado de sus madres, sobre todo en las fases de brote. Relataban sentirse tristes, que en ocasiones lo manifestaban en forma de llanto; deprimidos; preocupados; con miedo de que fueran a peor o incluso a presentar síntomas somáticos por ver sufrir a sus progenitoras. Estas emociones fueron semejantes entre los hijos, independientemente de la edad.

Desde que habían empezado a tomar consciencia de que sus madres estaban enfermas, habían dejado de hacer cosas. Los hijos más pequeños relataban que habían dejado de ir al parque, jugar o dejar de hacer los deberes. Los hijos más mayores referían que dejaban planes familiares, que dejaban de salir con sus amistades y de estudiar. El abandono de estas actividades era sobre todo cuando estaban en brote.

Sin embargo, en los hijos más mayores no les suponía un esfuerzo dejar de hacer cosas por ayudar a sus progenitoras, además de sentirse culpables cuando no lo podían hacer.

Las actividades de las que se solían hacer cargo cuando estaban con un brote de dolor, era ayudar en las tareas del hogar y, con frecuencia, cuidarlas si ningún familiar adulto cercano se había hecho cargo, observándose en estos casos un cambio de rol.

Los hijos más pequeños no manifestaron tener síntomas semejantes a los de sus madres. Algunos comentaron que es porque a pesar de ser conocedores de la enfermedad sus madres no la mostraban en casa.

Por el contrario, los hijos más mayores sí que argumentaron tener dolores secundarios al crecimiento, a procesos infecciosos o a enfermedades orgánicas. Pero de forma general, no asociaban a estos síntomas a la posibilidad de padecer FM.

 

Cuidador principal.

Los hijos mayores se identificaron como los principales cuidadores de sus madres, en la mayoría de casos. Los participantes que tenían hermanos mayores o hermanas de edad inferior a la suya afirmaron que estos eran los que ejercían el rol de cuidador principal. La minoría contestó que lo hiciera el padre u otro familiar.

Percepción de los hijos sobres sus padres con respecto a la enfermedad de sus progenitoras.

De forma unánime, los hijos mayores no creían que a sus padres les hubiera afectado la enfermedad de sus madres ni que las apoyasen en todo lo que necesitaban. Afirmaban que dentro del hogar los padres podrían ayudar más de lo que lo hacían, dado que la FM no solamente afectaba cuando está en brote sino en el día a día. Ante las carencias que veían en sus padres, se exigían más a sí mismos para apoyar a sus madres.

 

DISCUSIÓN

Los resultados obtenidos indican que la fibromialgia produce un impacto importante a nivel de los hijos/as. Cabría destacar que la mayoría eran conscientes de la enfermedad que padecían sus progenitoras. Probablemente, esto es debido a que las progenitoras se habían preocupado de explicarles la enfermedad. Reconocían la repercusión que tenía, el hecho de que su progenitora estuviera enferma. Por un lado, desde el punto de vista psicológico, se sentían irritables, preocupados hasta incluso algunos habían llegado a mostrarse deprimidos. Y, por otro lado, habían tenido que abandonar actividades de ocio familiar y con amistades así como dejar de estudiar, en el caso de los adolescentes. En la mayor parte de hijos entrevistados se observaba un cambio de rol realizando actividades de limpieza, compra, administración de medicación e incluso el rol de cuidador informal de sus progenitoras porque no había una persona adulta en el núcleo familiar para ejercerlo. Este fenómeno se ha observado en otras enfermedades crónicas ya que la llegada de un familiar enfermo a una familia supone una profunda crisis familiar en la que es frecuente que haya una redistribución de roles que se deberían de negociar y en muchas ocasiones compartir. Los hijos adolescentes reconocen que cuando no pueden ayudar a sus madres como les gustaría se sienten culpables. Fernández Ortega trata de explicar esta situación como un conflicto de roles y de límites, dado que cuando no ha habido una correcta negociación de los nuevos roles o no existen límites bien establecidos pueden aparecer sentimientos de culpa, pero también chantajes o falta de jerarquía13.

Los hijos adolescentes de las pacientes reconocían tener síntomas parecidos a los que padecían sus madres, pero no creían que fuera por tener fibromialgia. Los hijos más pequeños no referían tener síntomas semejantes. Estas diferencias de visión entre los hijos podrían ser que fueran debidas a una cuestión de madurez, dado que los hijos adolescentes entendían mejor el proceso de enfermedad y de identificación de los síntomas que los más pequeños.

En los hijos adolescentes se preguntó acerca del rol de cuidador y la mayoría respondió que ellos mismos o sus hermanas mayores, si las tenían, eran los encargados del cuidado de la paciente, además de identificar el género femenino como el que habitualmente ejercía ese rol. Llamaba la atención que en ningún caso identificaron a sus padres o familiares cercanos como cuidadores informales, como sucede en otras enfermedades14-22.

 

CONCLUSIONES

Este estudio muestra que la enfermedad que padecen las pacientes puede impactar en la vida de los hijos/as. La mayoría son conocedores de la enfermedad y se la creen. En su esfera cotidiana se ven afectados por la enfermedad a nivel del estado de ánimo, abandono de actividades escolares y lúdicas además de presentar síntomas semejantes a los de sus progenitoras.

Quizás, el mayor impacto observado en esta investigación son los cambios de roles experimentados en el núcleo familiar, siendo especialmente llamativo que en los hijos mayores, sobretodo de sexo femenino, se identificaron como cuidadores principales.

La población a estudio se obtuvo a través de pacientes procedentes de Atención Primaria en lugar de las pacientes procedentes del hospital o de unidades de fibromialgia con el objetivo de minimizar el sesgo de selección.

Las principales limitaciones que se han encontrado al realizar este estudio han sido por un lado, la dificultad para acceder a los hijos/as de las pacientes, por motivos de horarios escolares. Para solventar inconveniente de los horarios los encuentros se realizaron los sábados. Por otro lado, la accesibilidad en el ámbito rural. No se consiguió reunir la cantidad de muestra suficiente para poder hacer grupos focales en el ámbito rural.

A pesar de que se avisaba el día de antes a la realización del grupo focal, algunos participantes no asistieron o llegaron tarde. En el grupo de niños, la diferencia de edad y el grado de madurez entre los componentes del grupo marcó que los niños mayores tomarán el rol de líder provocando que lo más pequeños siguieran su mismo discurso. Al observar este fenómeno durante las primeras preguntas del grupo focal, se intentó que participaran primero los más pequeños y posteriormente los mayores para que les dejarán más espacio para sus respuestas y que no estuvieran contaminadas.

En futuras investigaciones se podría cuantificar la magnitud del problema midiendo variables socioeconómicas utilizando metodología cuantitativa.

 

CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran no tener ningún conflicto de interés.

 

AGRADECIMIENTOS

A todas las pacientes y sus familiares por haber participado de forma desinteresada.

Publicado el Deja un comentario

FIBROMIALGIA Y SEXUALIDAD

Si tienes fibromialgia, podrías estar enfrentando un gran reto en tu vida sexual. Podrías estar experimentando pérdida de la libido o teniendo dificultades en tu desempeño sexual. O es posible que la libido sea sana pero el profundo dolor el engarrotamiento de los músculos debido a la fibromialgia, no permita un disfrute como el que solías tener.

No es inusual que las personas que viven con dolor crónico se quejen de tener problemas en su vida sexual. Existen muchas razones por las que una vida sexual sana es importante. No sólo porque el sexo permite fortalecer una relación más íntima, sino que también impulsa la producción de endorfinas. Las endorfinas son opioides naturales que funcionan como neurotransmisores que son producidas por la glándula pituitaria y el hipotálamo durante la excitación, el dolor, el consumo de alimentos picantes o de chocolate, el enamoramiento y el orgasmo. ¿Por qué es importante la producción de endorfinas para personas con dolor crónico? Porque reducen el dolor y aumentan la sensación de bienestar.

Hablando abiertamente con tu médico en este tema, podrás encontrar respuestas que podrían ayudarte a disfrutar de este aspecto de tu vida, otra vez.

¿Qué ocasiona que se pierda la libido en las personas con fibromialgia?
Algunos tratamientos utilizados para tratar la enfermedad contribuyen a esto. Tal es el caso de la duloxetina (Cymbalta) y milnacipran (Savella), así como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) antidepresivos como paroxetina (Paxil), sertralina (Zoloft), pueden causar reducción del deseo sexual.

Muchos pacientes con fibromialgia tenemos que lidiar con los síntomas desagradables como el dolor continuo, rigidez, fatiga, ansiedad y dificultad para pensar en una actividad física como lo implica la actividad sexual. Al aprender a manejar esta situación con un tratamiento, ejercicios, hábitos y estilo de vida adecuados, se podrá llegar a estimular la vida sexual.

¿Cómo puedo tener sexo si me duele todo, por la Fibromialgia?
Muchas personas con este padecimiento vemos frustradas nuestras aspiraciones románticas por el miedo al dolor, sin embargo; se puede lograr hablando abiertamente con tu pareja y explicando cuáles son los puntos específicos de sensibilidad para lograr una posición que les permita a ambos disfrutar del momento.

La comunicación sincera y abierta con la pareja juega un papel importante en este tema.

A disfrutar de momentos románticos con más placer y alegría.

Publicado el Deja un comentario

VERANO, CALOR Y FIBRO

Estoy llevando un verano difícil, un verano asfixiante y por si no lo llevaba bien, este año toca el último grito en complementos …. la mascarilla … sí, a mí también me chorrea el sudor y me hace  creer por un segundo que es la brisa húmeda del mar, pero no, me doy cuenta que tengo la misma sensación que un helado al sol…. me derrito.

El calor me agota,  y eso unido al agotamiento diario de tirar de este cuerpo y sus dolores 24/7 hace que desee el fresquito del otoño a cada minuto. Mis chicas de la asociación AFIBROTAR,  están igual y nos consolamos diariamente unas a otras y nos lo tomamos con un poco de humor y un mucho de paciencia, y viceversa.

Bueno fibroguerreras solo quería dedicaros unas letrillas y espero que las musas me visiten pronto …. lo dicho, el calor me tiene derretido hasta el cerebro.

FUERZA Y ABRAZOS DE ALGODÓN.

Damaoscura.